Desafío 2: La Nueva Escuela

Esta entrada pertenece al Desafío de los 30 días: ¿Qué opinas de los juegos indies? ¿Cuáles tienes y cuáles juegas?

Nunca me ha gustado el significado de indie que utilizamos la mayoría de los roleros. Yo los denominaría como juegos de nueva escuela. El movimiento indie puede aplicarse a muchos de estos juegos de nueva escuela, pero también a gran cantidad de los juegos OSR que han aparecido en los últimos años o a cualquier otro juego que se publique de forma independiente.

No obstante, voy a asumir que hablamos de los juegos de la nueva escuela, esos juegos que suelen tener extrañas y originales mecánicas que rompen con los esquemas habituales de los juegos de rol. La mayor parte de estos juegos empiezan a introducir mecánicas que empoderan a los jugadores, otorgándoles competencias que, de forma clásica, tenían los Narradores.

Han aportado al ocio un aire fresco bastante agradable, que permite vivir experiencias muy diferentes y enriquecedoras. Aunque no suelo jugar a juegos de nueva escuela, tengo que reconocer que suelo valorar enormemente su lectura y que, casi siempre que he jugado a estos juegos he disfrutado muchísimo —puede que algunas hayan sido de las mejores partidas de mi vida—.


Así, tengo y aprecio gran cantidad de estos juegos: Apocalypse World, The Sprawl, No te Duermas, Lady Blackbird, Dungeon World, FATE...

Creo que los roleros tenemos que asumir que estos juegos no son el futuro, pero son parte de él (y del presente, qué narices). La mayoría son simples y sirven para matar una o dos tardes, aunque también hay algunos que permiten crear grandes campañas.

De hecho, los sábados por la mañana estamos jugando una campaña online de The Sprawl y que estoy disfrutando como un enano, interpretando al Headhunter Gary Nemba.

Entradas populares de este blog

¿Eres fRáGiL?

Sobre la Experiencia en Eirendor